Un paseo por París con Maison Kitsuné

La firma se inspira en el estilo bohemio y urbano de París para crear su colección masculina de esta primavera.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
Un paseo por París con Maison Kitsuné
ver la galería »

¿Qué pasa cuando dos amantes de la música y la moda deciden unirse para emprender? Gildas Loaec y Masaya Kuroki son dos amantes de la música alternativa y de la moda que, un buen día, deciden dejar sus vidas de por aquel entonces (él era empresario y ella, estudiante de Arquitectura) y fundar una firma en la que se mezclaran ambos mundos: melodías y tejidos en un pentagrama estético de vanguardia. Fue así como nace Maison Kitsuné en 2002.

El nombre Kistuné viene de la palabra japonesa que significa ‘zorro’, animal que es, además, el logotipo de la marca. Su objetivo, ser más que un sello discográfico con su propia línea de ropa; o de una firma de moda que patrocine artistas, de ahí que ambos mundos estén siempre en primera línea, sin rivalizar, igual de importantes.

Ahora están de enhorabuena porque acaba de llegar a las tiendas su colección para esta primavera, que fue presentada en la anterior edición de la Mercedes-Benz New York Fashion Week. En esta ocasión hay una vuelta a las raíces de la marca, es decir, a París. Los creadores han llevado a cabo todo un tributo estilístico a ese París bohemio y chic que, en el caso de la línea masculina, se traduce en prendas que no pierden sofisticación al tiempo que se muestran frescas, originales y muy cómodas. Las prendas presentan diseños limpios, con patrones correctos que funcionan en cualquier momento del día.

Se trata de una colección bastante ecléctica en la que no hay prendas que destaquen sobre otras. Así, por ejemplo, hay un cierto gusto por los vaqueros clásicos, en azul denim oscuro y con un pequeño dobladillo en contraste, pero eso no quiere decir que también se apuesta por los pantalones chinos o las bermudas, incluso en vivos colores como el rojo coral. Por cierto, que de este color es un traje con americana y bermudas, pero también los hay más formales, bien en pata de gallo o en estampado Príncipe de Gales.

Estampados hay pocos, pero muy llamativos y en vivos colores, bien para americanas, cazadoras o camisetas; mientras que los jerséis se prefieren con un toque marinero clásico parisino, con rayas horizontales y detalles como abotonados en el hombro.Con tanta variedad, será difícil no encontrar un par de piezas que completen nuestro armario de primavera y sean nuestras preferidas hasta, al menos, que llegue el otoño.

Si te gusta ésto, dilo: