Track, la chaqueta de los orígenes de Fred Perry.

Tres modelos que reinventan la historia del fútbol británico.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Noelia Hidalgo
Track, la chaqueta de los orígenes de Fred Perry.
ver la galería »

En los años 70 el fútbol contaba con el mayor ‘estadio’ vital cargado de legiones de seguidores en Anfield, el hogar indiscutible del Futbol Club del Liverpool, donde no solamente dirigía el contexto del deporte, sino que suponía un estilo de vida que se mantuvo hasta principios de los 80 y que trajo consigo mismo el inicio de la cultura casual. Desde entonces las terrazas de la ciudad se llenaban de fanáticos sin bandas ni portavoces que los representaran, quienes comenzaron a identificarse por looks donde predominaban los tejanos, deportivas retro, topos y chaquetas homólogas de las de los europeos que se convertirían en todo un hit.

Todas estas prendas fueron adaptadas poco a poco a los estilos de los diferentes países extranjeros, excepto una que permanecería en el campo de lo atemporal y a la que se le irían introduciendo pequeñas modificaciones que lo reinventasen sin perder sus órigenes: el polo de Fred Perry. La primera firma británica en combinar el estilo deportivo con el streetwear hizo de sus creaciones emblemáticas un gran atractivo en los 90, cuando la gente se cansó de imitar en todo momento las tendencias europeas y vieron en el estilo clásico y duradero de esta marca una opción cargada de personalidad +y carácter.

Este hecho hizo que, cuando las bandas rechazaron el diseño de etiqueta liderada por la música de los 80, las chaquetas Track se convirtiesen en todo un ‘must’ dentro del resurgimiento de la ropa deportiva retro. Una prenda que representaba a una nueva generación cargada de rebeldía, honestidad y, por supuesto, unas ganas insaciantes de llamar la atención. En pleno 2014, Fred Perry ha querido relanzar este objeto de archivo con una aproximación a los detalles y colores de entonces, basados en el rojo intenso, el amarillo clásico y el azul, junto con la conocida cremallera blanca, en los modelos Taped Track, Bomber Neck Track y Chevron Track, todas ellas resetando el ‘b-45’ Laurel Wreath de los años 50.

Tres chaquetas para un otoño cargado de nostalgia e historia con las que descubrir los verdaderos orígenes de la memorable marca que cambió el mundo de la moda y la elegancia…

Si te gusta ésto, dilo: