Marrakech pone color a Benetton

Y mira que suele ser al revés, pero esta vez la firma italiana se deja impregnar de los colores de Marrakech.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Victoria Marrero
Marrakech pone color a Benetton
ver la galería »

Lawrence de Arabia dirigida por David Lean, e interpretada por Peter O’tole, Anthony Quinn y Omar Sharif, en 1962, ya nos dejaba ver los encantos de Marruecos, entre el desierto del Sáhara y las montañas del Atlas, sus paisajes de dunas doradas, de cielos azules, y de noches de luz de luna, que con intención de decorados nos sumergían en la magia de ese lugar que exporta colores desde las calles de la Medina, y el bullicio del Zoco.

Su ubicación de 31º38’N 0.34’O, ha sido además inspiración en obras literarias y muchas veces escenario de campañas publicitarias, que han visto que sus diseños de verano, e incluso de invierno, se lucían mejor sobre la arena del desierto, los fondos de la plaza Jemaa el-Fna, o el estuco y los azulejos que salpican la ciudad.

Por eso encontrar que Benetton ha decidido que parte de su campaña de verano pase por Marrakech, no nos sorprende. Tejidos ligeros, detalles exóticos, prendas delicadas y tonos suaves, nos ponen en situación de summer time y espíritu de Las mil y una noches.

En su propuesta colores blancos y verdes, turquesas, marrones, azules y marfil, nos dejan acariciar el exotismo marroquí, con blusas de viscosa, aplicaciones de perlas, tops de encaje, y alpargatas de cuñas, que preceden a una suerte de complementos que en forma de collares, pañuelos, bolsos de paja, pendientes y sombreros, que completan la visión exótica de su colección.

Un Lovely Marrackech lleno de admiración hacia uno de esos lugares que seducen desde su geografía, su arquitectura, sus más de 300 mezquitas, y el olor de azahar y los naranjos de jardines como el del Argal.

Cuerpo de verano con influencia berber e intención nómada, que empieza por el vestir de este verano.

Si te gusta ésto, dilo: