Kortajarena, rostro de la elegancia masculina de H&M

El modelo español protagoniza el catálogo de moda más elegante para las fiestas de la firma sueca.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
Kortajarena, rostro de la elegancia masculina de H&M
ver la galería »

Jon Kortajarena hace más de una década que es uno de los modelos españoles más cotizados. Su presencia en las mejores pasarelas internacionales la compagina con campañas de moda para firmas muy variadas, desde las más lujosas, como Guerlain, a otras como H&M, para la que acaba de protagonizar su campaña de estilo más elegante: la de Fiestas. Y es que no todos los días ve uno a la cadena sueca apostando por el esmoquin… ni a Jon Kortajarena llevar uno que no sea de Hugo Boss…

Aunque la verdad es que el modelo vasco es un todo terreno. Lo ha demostrado con creces todos estos años, en los que se le ha visto en todo tipo de situaciones surrealistas en todas las campañas para las que ha participado, desde cuando le vistieron con plumas negras en un visual de Jean Paul Gaultier a cuando le desnudaros en otro anuncio para una fragancia de Bulgari. De hecho, Kortajarena no duda en afrontar nuevas incursiones, como la que llevó este último verano a Malta para rodar su nuevo proyecto ‘Andron: The Black Labyrinth’, que es nada menos que una película.

De máxima actualidad por su relación con el actor Luke Evans, Kortajarena es el encargado de presentarnos las propuestas de Navidad de H&M. En ellas no podía faltar el clásico esmoquin. La firma quiere que nos fijemos especialmente en los detalles, de ahí que cuente con una pajarita de seda negra gruesa o en la camisa, con los botones ocultos, que destaque un broche especial de cierre o un único botón nacarado en el cuello.

Tampoco se han dejado fuera de la colección las clásicas americanas de terciopelo, en un elegante azul marino con brillo, o las camisas blancas de algodón de máxima calidad, con detalles de piel sintética. Algo más retro son otras propuestas como el negro sobre negro o el traje de este color con corbatín, dos combinaciones básicas que realmente no se podrían encuadrar entre las mejores decisiones, ya que están muy vistas. Diferente es el uso de trajes azules con brillo y corbatas a juego, camisas crema o incluso camisas de esmoquin y gemelos en los puños con una pechera a rayas diagonales.

Entre unas piezas y otras, difícil no llegar al ‘look’ más completo y, sobre todo, ajustado al bolsillo.

Si te gusta ésto, dilo: