Barbour viaja a Japón de la mano de White Mountaneering

La firma nipona colabora con Barbour en una colección inspirada en la tradición marítima de Inglaterra.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
Barbour viaja a Japón de la mano de White Mountaneering
ver la galería »

No es la primera vez que Barbour se alía con el saber hacer japonés para crear prendas únicas, ya lo hizo en diferentes temporadas con el diseñador To Ki To, de cuyo trabajo salieron colecciones cápsula fantásticas. Sin embargo, si con este se trató de trabajos que reflejaban muy bien la herencia de Barbour a lo largo de la historia y cómo la reinterpretaba en clave funcional el creador, ahora se trata de una completa revolución estilística: la que sale de la unión de la firma británica con White Mountaneering.

Esta firma nació en Tokio en 2006 y recibe su nombre del halo blanco que parece surgir en la capital japonesa de sus muchas construcciones de hormigón. Se encuadran dentro de la ola de postmodernismo en el mundo de la moda que tanto éxito está generando tanto dentro como fuera de Japón, con estampados que triunfan bien en catálogos ‘low cost’ como Uniqlo o en colaboraciones más sofisticadas, como esta.

En esta ocasión, para comenzar la primera de las colaboraciones entre ambas firmas, los creadores japoneses han optado por la tradición marítima de Inglaterra, que se representa en estampados donde el mar es el protagonista. Es el dibujo de una tempestad japonesa que se repite en toda la colección, el mismo que combina el faro Beacon de Barbour con la energía y la fuerza del mar del Norte en un espectacular acabado, la piedra angular de todas las prendas.

Los patrones de las prendas se han querido crear muy complejos, con muchos detalles entre los que se encuentran ribetes de cuero y bolsillos con formas que no pasarán desapercibidas. Además, hay que sumar perforaciones en las chaquetas enceradas clásicas, así como camisas en las que se combinan tejidos lisos con estampados que tienden a desaparecer en algunos modelos, ‘escondidos’ en detalles como los puños o bajo los cuellos.

Una colección atrevida y juvenil que le da un ‘twist’ de auténtica tendencia a Barbour y que ya está a la venta en España de forma completa.

Si te gusta ésto, dilo: