2 exposiciones para fanáticos de la moda

(y una excelente excusa para viajar)

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Claudia Robles

Hay quien programa sus vacaciones de verano en base al calendario de festivales de música. Hay quien lo hace siguiendo a las estrellas por festivales de cine. Pero ¿qué me dirías si te contara que yo las programo en función de las expos de moda que hay en el mundo?

La moda, la GRAN MODA, no el fast food de las grandes cadenas, es un espectáculo emocionante. Es posible que esté influenciada por mi oficio, que me obliga a trabajar con ella, pero confieso que algunos diseños llegan a encogerme el corazón cuando los veo por primera vez. Herencia materna, soy hija de costurera y eso se lleva en la sangre.

Es una suerte que innumerables museos y fundaciones por todo el mundo anden volcadas en la moda en los últimos tiempos. Una suerte para mí y para los apasionados de la moda como yo. La moda está más de moda que nunca, valga la redundancia, y a esta fiebre por las exposiciones y retrospectivas de grandes diseñadores, se suma la ola de documentales y biopics sobre diseñadores, vivos y muertos.

Llamadme rara, pero no creo que uno deba posar su mirada más allá de la obra del artista. Del mismo modo que no es igual leer el libro que ver la película basada en él, las intimidades de los seres a los que admiramos no interesan a nadie más que a los coleccionistas de anécdotas y chafarderos en general, esos que citan a los creadores por su nombre de pila constantemente (Lee, John…), como si hubieran desayunado con ellos anteayer.

Prefiero quedarme con sus obras, y en concreto hay dos exposiciones que no me pienso perder. Tú tampoco deberías.

Además, son una magnífica excusa para viajar…

Si te gusta ésto, dilo: