Makkila, para compartir pinchos y un buen rato

Un restaurante con alma joven y cocina sorprendente a buen precio

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Marta Combarros
Makkila, para compartir pinchos y un buen rato
ver la galería »

El precio no tiene por qué ir reñido con la calidad. Es decir, podemos encontrar locales sorprendentes, bien decorados y con un ambiente agradable en los que no sea caro tomar algo. Porque cuando uno decide ir a un restaurante lo puede hacer por varios motivos: celebrar algo, ponerse al día con esa amiga que hace que no ves casi un año, desconectar un poco del trabajo y las obligaciones o simplemente darse un capricho. Lo que es cierto es que, tengas el motivo que tengas, siempre habrá algo en común: lo harás en buena compañía.

Seguro que ya tienes tu guía de restaurantes y bares sorprendentes de Madrid, esos que nunca fallan y a los que siempre que llevas a tus amigos triunfas. Pues saca la lista, la tengas en papel o en el móvil, y apunta este nuevo que vamos a decirte. Se llama Makkila y hay varios de ellos en la capital, por lo que puedes elegir el que mejor te venga según su ubicación. Serrano 110, Diego de León 42 o Fernando VI 2, ¿cuál de ellos te pilla más a mano?

Su decoración es perfecta para sentirse como en casa en las sobremesas, para sorprenderse nada más entrar y, sobre todo, para volver y repetir. Taburetes, mesas altas, espejos, detalles curiosos, muebles de madera y accesorios de metal. Makkila es un restaurante para gente joven que atrae por su aire informal y su cocina. Sus propuestas innovadoras no están reñidas con sus precios asequibles y en su carta nos podemos encontrar platos para compartir como la ya clásica tortilla de patata con cebolla caramelizada.

También se pueden pedir pinchos fríos como el de foie micuit con mermelada de higos y polvo de pistachos o la ensaladilla de pulpo con aguacate y mayonesa; o bien pinchos calientes como, por ejemplo, su milanesa de pollo con ensalada césar, bonito con chutney de naranjas o kibbe de ternera con hummus. Si tuvieras que apostar todo a la carta de Makkila, no perderías nada porque es una apuesta segura.

Si te gusta ésto, dilo: