Elsa y Fred y un brunch de domingo.

Elsa y Fred es un bar de tapas reinventado, un gastrobar y un delicioso brunch de domingo.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Berta Rivera
Elsa y Fred y un brunch de domingo.
ver la galería »

El domingo es el día del brunch por excelencia; la costumbre europea de este desayuno que es comida, no en vano su nombre es una perfecta mezcla de breakfast y lunch, entra en las nuestras a través del día tonto de la semana, el que la da por hecha y la termina regalándonos sus horas para el ocio.

Pues bien, nuestra sugerencia hoy, domingo, no puede ser otra que un bruch, uno en Barcelona y en un gastrobar encantador que va desde el brunch del domingo al resto de la semana y desde las cuatro de la tarde, fin de horario de brunch, a momento after beach; se trata de un lugar que te parecerá mágico desde su decoración a su deliciosa cocina, y es que su chef se apellida milagro… Es el Restaurante Elsa y Fred.

Ramón Miracle es el responsable de las delicias que te llevarás a la boca en Elsa y Fred, él, con Sofía y Camila Matarazzo, dio forma y sabor a este encantador lugar coqueteando siempre con la cocina creativa.

¿Te apetece probar una hamburguesa de atún rojo? en Elsa y Fred la preparan con aguacate, mayonesa de rocoto y ensalada de criolla; y, en la carta y junto a ella, cocas, xapatas, los indispensables huevos fritos de todo brunch, una interesante variedad de ensaladas, además, claro está, de la hamburguesa clásica. Las propuestas de Ramón Miracle son amplias e interesantes, renovadas en gran parte este verano y dispuestas a que les hinques el diente.

Elsa y Fred es un lugar que nunca cierra, permanece abierto de lunes a domingo, a modo de semana completa, y desde las 8,30, para que desayunes, por ejemplo, con el mejor café y sus deliciosos dulces caseros y hasta la 1,30 de la madrugada manteniendo además abierta su cocina hasta la hora bruja, las doce de la noche. Y por eso es un lugar de desayuno y brunch, de comer a la carta y merendar, afterwork y afterbeach; un lugar encantador en el que degustar bocados tan deliciosos como los momentos que vivas en él.

Si te gusta ésto, dilo: