El Jardín del Convento

Una casona solariega junto al Jerte en una villa conocida por su judería, Hervás.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Berta Rivera
El Jardín del Convento
ver la galería »

Viajar es uno de esos deleites a los que no te queda más que rendirte de cuando en cuando, por el mero placer de moverte, por la emoción de descubrir rincones nuevos, por la aventura de vivirlos, por la sensación de saborearlos o, parafraseando al gran Groucho, por bajarte de tu vida por unos días y volver con nuevos ánimos y mayor lustre en la piel.

En España los destinos son infinitos porque la belleza natural se entrelaza con los vestigios históricos en un clima benévolo que anima a salir y vivir. El Valle del Jerte es un rincón de visita irrenunciable una primavera u otra y Hervás, un pequeño pueblo que linda con el Valle, un rincón por descubrir.

Como un descubrimiento es El Jardín del Convento, una elegante y regia casa rural en plena plaza que mantiene su belleza del SXIX habiendo sido restaurada y acomodada a esos pequeños y grandes detalles a los que no estamos dispuestos a renunciar cuando ocupamos un lugar que no es el nuestro.

Esta bella casa solariega, hoy un hotel del grupo Rusticae, mantiene su ser de piedra, la calidez de la madera en su interior, la decoración que corresponde a un lugar que es ya de largo más que centenario sin olvidar el punto de funcionalidad necesario para que sea cómoda y apetecible. Con chimenea para el invierno y deliciosa terraza y jardín para el verano, el hotel Jardín del Convento es un alojamiento en el que hacer parada y fonda para conocer Hervás, una villa que fue un día salmantina hasta que, allá por el SXVIII pasó a ser parte de Cáceres, un rincón hermoso del mundo no sólo por su cercanía al Jerte sino por su propia historia y lo que de ella queda en pie como su judería y algunas construcciones emblemáticas como el Convento de los Trinitarios, El Palacio de los Dávila, la Iglesia de Santa María o el propio Ayuntamiento.

Cáceres es un gran destino de primavera y el hotel Jardín del Convento una pequeña joya de Rusticae que te encantará.

Si te gusta ésto, dilo: