6 tés irresistibles a cualquier hora

Aromáticos y de todos los sabores, ¡apúntate al té!

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Marta Combarros

El té cada tiene más adeptos y parece que está ganando un poco la batalla al café. Con leche, solo, con sacarina, con un toque de limón, un fruto rojo para dar sabor o canela, hay cientos de combinaciones al igual que cientos de marcas de tés con cientos de sabores diferentes. Uno para cada paladar, acorde con cada gusto y esperando a ser encontrado y disfrutado por un amante de esta bebida.

El té tiene su origen en una leyenda china muy peculiar. Se dice que Shen Nung, durante su reinado, obligaba siempre a que todo el agua que se consumía fuera hervida previamente por motivos de higiene, para evitar la transmisión de enfermedades. Y un buen día, en el año 2737 a.C., cuando él estaba descansando debajo de un árbol, una brisa de aire hizo que cayeran en su agua hirviendo varias hojas.

El aroma era tan apetecible que Shen Nung se animó a probarlo y descubrió que la bebida estaba deliciosa, por lo que ordenó que se plantaran más plantas de té silvestre. Se puso de moda y llegó a España en el siglo XVIII, cuando en Inglaterra ya existía hasta una hora expresa para tomarlo.

El hecho de tomar el té se convirtió en un acontecimiento social, en una excusa para reunirse y conversar a media tarde. Y a día de hoy, con todas las bebidas que tenemos a nuestra disposición, continúa siendo una de las predilectas para tomar como merienda, desayuno o después de comer. Cada té tiene su función y su momento del día para tomarlo y la variedad es tal que conocer las propiedades de todos es un auténtico reto.

¡Apúntate al té! Tiene multitud de beneficios, es antioxidante, saludable, posee numerosos minerales y ofrece un sinfín de posibilidades a la hora de combinarlo.

Si te gusta ésto, dilo: