Leica T-System, menos es más

La nueva cámara de Leica reduce la fotografía a su esencia más pura

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Marta Combarros
Leica T-System, menos es más
ver la galería »

En 1923, la firma alemana Leica marcó para siempre la historia de la fotografía. Fue Oscar Barnack quien diseñó la primera cámara compacta de 35 mm, un modelo muy especial que revolucionó la industria y que sirvió como precedente de los muchos otros que vendrían después.

Casi un siglo más tarde, Leica reduce la fotografía a su esencia y a sus bases originarias para crear un nuevo modelo: la Leica T-System, una cámara que desprende todo el encanto propio del mundo analógico con objetivos intercambiables.

Enfoque claro, precisión, artesanía y un manejo sencillo son algunas de sus claves. Porque, ¿de qué sirve complicarse cuando lo único que se quiere es hacer click y conseguir un resultado único que inmortalice momentos especiales?

La Leica T-System reúne todos los valores que caracterizaron a la firma hace más de 100 años. Es una cámara creada para disfrutar de la fotografía y de la belleza de este arte. Está construida con un solo bloque de aluminio, pulida a mano y sin controles ni funciones innecesarias, para que el que la tenga en sus manos se centre en lo que de verdad importa: la foto que está a punto de sacar.

Su pantalla táctil es muy intuitiva y cuenta con varios accesorios para embellecerla aún más. Objetivos, lentes y fundas de llamativos colores para convertir la Leica T-System en un auténtico capricho.

Si te gusta ésto, dilo: