El ritual de belleza de un samurái

Rituals amplía su gama de cosmética masculina con Ancient Samurai, inspirada en los guerreros nipones.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
El ritual de belleza de un samurái
ver la galería »

Los samuráis, los míticos guerreros japoneses que durante siglos defendieron a la Corte de los emperadores del Lejano Oriente, seguían minuciosos protocolos de cuidado y limpieza personal antes de afrontar una batalla o un duelo. Era la forma de simbolizar la importancia de la apariencia, tanto para engrandecer su presencia, como para crear una imagen imbatible.

El baño era angular. Se realizaba en una sala con tinas de agua fría, donde llenaban su cubo. Allí el samurái disponía de jabones, más o menos perfumados y exóticos según las posibilidades de la casa de baños. Sentado en un pequeño taburete, y ayudado de los paños que había en el cubo, se aseaba meticulosamente. Una criada podía ayudarles a asearse el cuerpo o el cabello, teniendo cuidado siempre de no rozar al samurai con las manos, sino solo con la tela.

Luego tocaría el momento para hidratar la piel con aceites y ungüentos diversos, que además perfumaban el cuerpo.

Inspirados en todo este proceso, la firma Rituals ha querido recuperar la simbología del cuidado del guerrero más acicalado del mundo. Lo hace con la línea Ancient Samurai, en cuya formulación cuenta con activos botánicos y minerales que cuidan la piel, el cuerpo y el cabello. Así, ingredientes como el alga wakame, el bambú o la albahaca se unen a minerales volcánicos, la aloe vera o el ginseng.

Por supuesto, la gama cuenta con todos los productos de afeitado, desde geles para ablandar el vello facial y cremas de afeitar que previenen las irritaciones, a cremas para después del afeitado refrescantes y calmantes, algunas especialmente diseñadas para pieles sensibles.

Pero también incluye tratamientos exfoliantes o champúes, como el Samurai Cool Hair, con menta refrescante y minerales marinos que hidratan el cabello (9,50 €, 250 ml). Es el complemento perfecto para un baño con su gel de ducha Ice Shower de efecto frío (8 €, 200 ml), con bambú orgánico y menta.

Sin duda, los samuráis sabían vivir bien.

Si te gusta ésto, dilo: