Cortarse el pelo en una galería de arte

Noguera Hair & Art Salon, en Barcelona, apuesta por el diseño más vanguardista y une belleza y arte moderno.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
Cortarse el pelo en una galería de arte
ver la galería »

Es cierto que hace ya años que dejamos atrás el concepto de peluquería clásica aburrida. El espacio aséptico con tres fotos gigantes de peinados con más de diez años de antigüedad, un lavacabezas y dos armaritos blancos ha dado paso a sitios cuidados, con una decoración funcional y creativa e incluso a locales donde el diseño de vanguardia no es solo una excusa, sino parte del ADN.

Es lo que ocurre con Noguera Hair & Art Salon, un nuevo concepto de salón de peluquería que ha abierto sus puertas en Barcelona y que, realmente, son dos negocios en uno. Además de local de belleza, es una galería de arte. El por qué lo encontramos en las pasiones de su propietario, Juanma Noguera, que además de peluquero es pintor artístico y un gran amante del arte.

Se puso en contacto con uno de los estudios de diseño más punteros de la Ciudad Condal: CM2 Disseny, que dieron vida al espacio. Clara Lleal y Cristina Caballero, las responsables del proyecto, trabajaron partiendo de una base austera, que remarcaran la sobriedad del espacio. Eran las obras de arte las que debían, en todo caso, brillar, de ahí que se escogieran materiales y colores como el hormigón, la laca negra brillante y la madera con beta.

Llaman la atención los tocadores, con grandes marcos colgados con una cuerda que, según las interioristas, tienen como referencia los grandes cuadros de los museos. “Es como si el cliente reflejado en el espejo fuese la propia obra de arte enmarcada”, explican. Además, otro elemento curioso es el suelo, con una zona de pavimento hidráulico decorativo formando una greca que, además, hace las veces de sala de espera, como si de una alfombra se tratase.

El local, de doble altura, es muy acogedor. La planta baja está pensada para la peluquería femenina, además del rincón para pedicura y un patio. El altillo, por su parte, es para la barbería clásica de caballeros, con dos sillones típicos, y suelos de madera. Gran parte dle mobiliario de ambas zonas fue diseñado a medida por CM2 Disseny.

Entre los servicios de la peluquería se encuentra el alisado japonés, alisado con queratina, coloración con Chromatics, manicura con Essie… Lo imprescindible para salir de allí guapos y, por qué no, con un cuadro o una escultura para nuestro salón.

Si te gusta ésto, dilo: