5 pestañas postizas para miradas irresistibles.

Largas, sugerentes, provocadoras… y se pueden quitar y poner.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Marta Combarros

Una mirada lo dice todo y hay incluso quien afirma que es el arma más seductora de cualquier mujer. “Por una mirada un mundo, por una sonrisa un cielo” ya decía Gustavo Adolfo Bécquer, y nosotros no somos nadie para contradecirle.

Y es que las miradas pueden enamorar, matar, fulminar, sonreír e incluso invitar. Ofrecen un abanico enorme de interpretaciones y depende mucho de quién las reciba y en el momento en el que lo haga. Las mujeres somos conscientes del poder que tienen y que hay algunas que resultan tan irresistibles que son difíciles de aguantar.

Los ojos, sean bonitos o no, vienen de serie y son muy difíciles de cambiar. Es decir, si los tienes redondos o almendrados no tiene solución, aunque siempre se pueden camuflar los defectos con un poco de maquillaje. El color, con unas lentillas de color en todo caso. Pero, ¿qué podemos hacer con las pestañas?

Son una parte del ojo esencial, que estamos acostumbrados a embellecer con máscara de pestañas, ¿alguna vez te has planteado ponerte unas pestañas postizas o ya las utilizas? Cada vez son más las mujeres que eligen esta opción para conseguir una mirada perfecta y casi siempre aciertan.

Las pestañas largas son sexys, acompañan al rostro y captan la atención de todos aquellos que nos miran. Tienen un magnetismo especial, eso es innegable, por lo que todo lo que hagamos por cuidarlas y mejorarlas, siempre será bienvenido.

¿Te atreves a probar unas pestañas postizas para ese evento especial que tienes a la vista?, ¿y para la celebración familiar que ya está a la vuelta de la esquina? No necesitas ninguna excusa, solo ganas de verte guapa y poca vergüenza, porque te aseguramos que no pasarás desapercibida. Quitar y ponerlas es muy sencillo, tan solo necesitas un poco de práctica y leerte las recomendaciones que vienen incluidas en cada una.

Si te gusta ésto, dilo: