5 mascarillas no solo para futbolistas de élite.

La imagen de Cristiano Ronaldo con una mascarilla negra ha dado la vuelta al mundo. Te explicamos cómo emularle.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera

Que Cristiano Ronaldo se cuida no es una novedad. El futbolista portugués se preocupa de estar en forma y para ello no solo entrena a diario, sino que acompaña los ejercicios a los que le obliga el cuerpo técnico con sesiones para mantener su musculatura y su vigor. Tampoco es una sorpresa que sea coqueto, de ahí que extreme el cuidado por su cabello y, claro está, por su piel.

La imagen del astro del Real Madrid con una mascarilla negra sobre el rostro, que el propio futbolista colgó en su cuenta de Instagram, dio la vuelta al mundo esta semana. Este gesto de cuidado de la piel se entiende mejor dentro de la cortesía que la firma de cosméticos japonesa MTG le brindaba como fruto de su estreno como embajador de la misma. Así, Ronaldo será el rostro de una línea de tratamientos pensados para el deportista.

Pero gozar de los beneficios de una mascarilla no tiene por qué estar reservado solo a las grandes estrellas. Con todo tipo de precios, no hay quien deba decir no a este tipo de tratamientos que no aportan más que ventajas. Las mascarillas no solo benefician a las capas superficiales del rostro, sino también a las capas más profundas de la epidermis. Según su contenido, pueden proteger, regenerar, nutrir… pero gracias a su densidad y a que se deja actuar durante varios minutos, normalmente en ambientes libres de radicales, su efecto es mucho mayor que una crema normal.

Una firma española, Germaine de Capuccini, comercializa actualmente una mascarilla masculina que, como la de Ronaldo, es de color negro. Es la ‘Energy extreme mask’, que devuelve la energía al rostro y elimina los signos de fatiga en tan sólo 10 minutos. Actúa como un escudo frente a las agresiones medioambientales, aportando también hidratación y tonicidad.

Además, mascarillas de frutas, para cerrar poros, antibrillos… Todas pensadas para que la piel del hombre reluzca, dentro y fuera del campo, en una pachanga o en la Champions League.

Si te gusta ésto, dilo: