Los relojes deportivos japoneses son tendencia

La última colección de relojes deportivos de la firma Q&Q apuesta por los modelos bicolor.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
Los relojes deportivos japoneses son tendencia
ver la galería »

A la hora de hablar de relojes y Japón, lo normal es que nos vengan a la cabeza los modelos digitales de Casio y otras firmas que revolucionaron para siempre el panorama relojero mundial gracias a sus diseños baratos y sencillos. Sin embargo, en los últimos años, en los que el diseño ha ido ganando terreno a las prestaciones, el país oriental parecía haber perdido comba. Hasta ahora.

La firma Q&Q Watches, que nació en Tokio en 1976 y que, tras casi desaparecer, volvió a escena el año pasado, ha presentado una nueva colección de relojes deportivos que, sin perder la esencia de la fabricación japonesa, no deja de lado ‘lo bonito’. Así, se podría considerar que estamos ante los Swatch nipones, ya que se trata de relojes de plástico que hacen de los colores y del diseño su arma principal.

Además, al ser una firma que apuesta por el medio ambiente, toda la fabricación se ha realizado de forma respetuosa y ecológica, con plásticos reciclados y cauchos que también se han reutilizado de otros objetos. Además, como funcionan con energía solar, una carga es suficiente para que el reloj funcione sin problemas durante tres meses.

El hecho de que estén fabricados en plástico y caucho también interviene en la ligereza de las piezas, que son, además, resistentes al agua. Se han presentado en más de una docena de colores, desde los blancos más minimalistas pasando por los rojos, amarillos, negros… en combinaciones de uno, dos y tres colores que permiten ir en todo momento coordinados con el resto de la ropa (sobre todo si tenemos en cuenta que se han puesto a la venta por 40 dólares, lo que facilita que se puedan comprar más de uno sin arruinarnos).

Los Q&Q SmileSolar Series se pueden encontrar en la tienda ‘online’ de la firma japonesa. Decidirse solo por uno, ya lo advertimos, es complicado…

Si te gusta ésto, dilo: