Kilim Boots, el calzado que arrasa entre las ‘fashionistas’

Estas botas de inspiración ‘cowboy’ pero filtradas por la artesanía marroquí se han convertido en el nuevo ‘must have’ de la moda.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
Kilim Boots, el calzado que arrasa entre las ‘fashionistas’
ver la galería »

Lo habitual es que las tendencias lleguen de Milán, París, Londres… o de los focos de Hollywood y las estrellas paseándose por Los Ángeles y Nueva York. Sin embargo, el último calzado ‘IT’ no llega de ninguna de estas Mecas del mundo de la moda, sino de nuestros vecinos del sur: de Marruecos, donde nacieron las botas que arrasan entre las fashionistas: las Kilim. Tienen este nombre por contar con retales de alfombras kilim, hechas a mano en el país con seda de hilo de cactus, lo que le da un brillo único al tejido.

A simple vista, su estética nos recuerda más bien al Oeste americano, a esas botas de los vaqueros clásicos, de cuero y con detalles que bien podrían ser motivos de los indios apaches. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, ya que toman como referencia motivos tribales propios del desierto del Sáhara y se confeccionan a mano en talleres repartidos por todo Marruecos.

Hay firmas que se han especializado en este tipo de calzado e incluso lo ha incorporado a algunos complementos alternativos. Es el caso de Tess & Tess, que produce las botas de manera artesanal durante todo el proceso de fabricación, desde el curtido del cuero hasta el cosido del tejido kilim. En su catálogo, botas tobilleras y de media caña, tanto en marrón chocolate como en tonos más claros, casi rozando el ocre (desde 150 €). Y, a juego, la posibilidad de hacernos con alguna de sus mochilas de kilim, muy coloridas.

Para que una Kilim Boots sean perfectas, éstas deben haber sido confeccionadas en piel de becerro, con tacón de madera y suela también de cuero. El tejido kilim se añade y cose a mano sobre el cuero y son lo suficientemente anchas como para permitir lucirlas con un pantalón largo. Sin embargo, son más las que prefieren combinarlas con shorts y una camisa vaquera oversized. Cuestión de gustos.

Si te gusta ésto, dilo: