5 joyas infinitas para amores con final feliz

Porque las joyas también tienen sus efectos secundarios.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Marta Combarros

La idea del infinito es muy sugerente. Cuando hablamos de algo infinito nos referimos a aquello que no termina nunca. Por desgracia, la mayoría de las cosas son finitas y no podemos disfrutar de ellas de manera ilimitada, pero seguimos soñando con poder hacerlo y con algún día ser capaces de ir “hasta el infinito y más allá”, como decía Buzz Lightyear en Toy Story.

Mientras tanto, y para no pensar en el hecho de que quizás nunca seamos capaces de alcanzarlo, te presentamos varios complementos que tienen como protagonista el símbolo del infinito. Son atractivos, están muy de moda, se pueden combinar con cualquier tipo de looks, y tienen aquello de “tú pones la guinda” que viene de serie cuando se regala una joya.

Pero ¿cuándo regalarlos? Y aquí entramos, bien en el terreno más romántico, en el que tiene que ver con una buena amistad, o en el que eterniza los agradecimientos. Sentimientos de unión que estas 5 joyas pretenden dotar de historia, así que ¿por qué no expresarlo con un complemento que luzca el símbolo del infinito?

Esta temporada vuelve a ser tendencia y veremos este símbolo en ropa, calzado y joyas, todos son válidos ya que el infinito crea una sensación de armonía que convierte cualquier pieza en una buena opción. Vitalidad, compromiso, eternidad… y una estética muy atractiva.

Hay quien sitúa el origen del símbolo en 1656, cuando el matemático inglés John Wallis lo introdujo para expresar el concepto, aunque su forma recuerda a otro que proviene de la mitología griega y que representa una serpiente mordiéndose su propia cola, creando así una línea que no tiene final.

Sea como fuere, la moda lo ha rescatado y lo ha subido al máximo escalón. El infinito parece que ha llegado para quedarse así que, ¿te apuntas a nuestro viaje con destino “hasta el infinito y más allá”? Venga sube que te llevamos, el final lo pones tú.

Si te gusta ésto, dilo: