Sögreni, una bicicleta escandinava.

Esta firma danesa de bicicletas se ha especializado también en timbres y otras piezas sueltas.

Sögreni, una bicicleta escandinava.
  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera 5 de junio de 2015
Sögreni, una bicicleta escandinava.
ver la galería »

Son siete las razones que argumentan en Sögreni para convencernos de que estamos ante las mejores bicicletas del mundo. Lo hacen desde una pequeña tienda en Copenhague, donde fabrican, además de los velocípedos, un sinfín de piezas como timbres, manillares y pedales de diseño que hacen las delicias de aquellos que prefieren montarse sus dos ruedas como si fueran retales.

Pero las completas merecen mucho la pena. Ya que, como primer argumento, “duran para siempre”. Según sus propietarios, una de sus bicicletas dura más que la media de la mayoría del mercado. “No tendrán que comprarse otra a los dos años y esa longevidad hará que la sientan más suya que ninguna otra”. Es quizás por ello que dan 25 años de garantía de no corrosión a sus piezas.

La segunda de las razones es medioambiental, y la comparte con otras bicicletas: el cuidado por el medio ambiente y las mejoras con respecto al coche para moverse por la ciudad. Consecuencia de ello, la tercera de las razones: la mejora de nuestra salud. “Llenas de energía la cabeza antes de meterte en la oficina”.

El cuarto argumento es el que es posible personalizar una Sögreni por completo. Esto se debe a que son ellos mismos los que fabrican en Copenhague, lo que permite adaptarla a las necesidades exactas, o a los gustos más excéntricos. Con esto conseguimos una libertad sin límites que, a la postre, es el quinto motivo para comprarlas. El sexto es lo mucho que ganamos en espacio en el garaje… aunque el séptimo es el más atrayente: el orgullo de tener en él un objeto completamente artesano, fabricado a mano por apasionados de las dos ruedas y no por robots de una cadena de montaje.

¿En serio no te han convencido? A partir de 1.700 €, los amantes de las bicicletas únicas lo tienen fácil para disfrutar como niños con estas dos ruedas de alma danesa con conciencia ecológica.

Si te gusta ésto, dilo:

Comentarios Cerrados.