La vida es… según el color de la Vespa que conduces.

Vespa, la moto urbana de ayer y de hoy, se pinta de colores al calor de tu forma de ser y sentir.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
La vida es… según el color de la Vespa que conduces.
ver la galería »

El mundo avanza y evoluciona y los cambios generacionales son cada vez más vertiginosos, sólo los más modernos son capaces de sobrevivir a ellos sin resultar un poco anticuados pero, a pesar de todo ello, es cierto que hay productos que trascienden a la moda y sus momentos, son clásicos en toda regla que nos gustan a todos y entre este tipo de objetos de deseo destaca, sin duda, la Vespa.

Con una de éstas se paseó Audrey Hepburn por Roma el siglo pasado y hoy no hay quien no esté dispuesto a imitarla, aunque es verdad que se trata de una aventura para moteros intrépidos porque el tráfico en Roma tiende a la locura, aunque sin llegar a ella del todo como sucede en Nápoles.

Y es que la Vespa es coqueta y elegante, es bella, sugerente, apetecible… y hecha a la medida de tu forma de ser: si lo tuyo es la naturaleza, tu Vespa es verde; si eres un romático empedernido seguro que elegirás la roja y si el amor te gusta con tintes de diversión, la naranja; la amarilla es para los más enérgicos y la gris para los misteriosos, la azul para los que se mueren por el mar y la gris con detalles azules para los que llevan la elegancia a la playa, ¿que eres un tipo elegante al que le gusta visitar galerías de arte y ver cine clásico? tu Vespa es la negra con el sofisticado detalle del asiento en tono beige.

Y así hasta cada uno de los acabados en los que está disponible esta fantástica moto urbana, así hasta que cada persona encuentre una Vespa a la medida de su forma de ser, vivir y sentir, hasta que tú encuentres la tuya ¿o acaso has elegido ya una entre la que te mostramos en la galería de imágenes que ilustra esta noticia?.

Si te gusta ésto, dilo: