Budnitz o la bicicleta de titanio.

Se llama No.1, es ligera y también más rápida.

Budnitz o la bicicleta de titanio.
  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Victoria Marrero 18 de Julio de 2015
Budnitz o la bicicleta de titanio.
ver la galería »

Entre el Escandio (Sc), el Vanadio (V) y sobre el Circonio (Zr), en la tabla periódica, se encuentra el Titanio (Ti), de número atómico 22. Y sin pretender volver a los manuales de química, nos parecía interesante ponerlo en situación, porque es este material y no otro, el que hace singular la fabricación de la bicicleta No.1 de Budnitz. Pero antes vamos a conocer algo más sobre este elemento químico.

Fue descubierto en 1791 en Inglaterra, aunque no se le dio nombre hasta cuatro años después, esta vez desde Alemania. Está considerado como el cuarto metal más abundante de la superficie terrestre, y entre sus propiedades, su resistencia a la corrosión y su ligereza.

En cuanto a sus usos, podríamos empezar hablando de relojería y terminar comentando la disposición de las delgadas láminas que recubren la fachada del Museo Guggenheim de Bilbao, porque sí, también esas son de titanio, como lo es el buque insignia de la firma de bicicletas americana.

En el sector se la considera la Aston Martin de las bicicletas, quizás por su kilo seiscientos de peso, quizás por su velocidad, o quizás por su diseño, que muchos han calificado de los más bellos, y que está acuñado por Paul Budnitz, todo un personaje dedicado al mundo de la creatividad, e involucrado en sectores tan diversos como el cine, los juguetes futuristas, la moda, el arte, y esto del rodar urbano.

Con lo que No.1 y tras su color, con ciertas similitudes al de un cohete o al de una pequeña bala, guarda además una geometría que ofrece la máxima comodidad, fruto del uso de componentes de Thomasson, Paul Components, Da vinci y Fórmula en Italia.

Está diseñada para durar toda la vida, que es parte del compromiso que Paul ha adquirido con la sostenibilidad ambiental y social. Así que prepárate para la velocidad y para tener un longevo medio de transporte.

Si te gusta ésto, dilo:

Comentarios Cerrados.