5 motos urbanas para montarte tus propias vacaciones en Roma.

Porque como Audrey Hepburn y Gregory Peck, todas las motos de ciudad te llevarán a Roma.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Victoria Marrero

A finales de 1950 William Wyler dirigió una película ganadora de 3 Oscars, protagonizada por Audrey Hepburn, en su primer papel como protagonista, y el atractivo Gregory Peck. Una historia de amor entre una princesa que pretendía normalidad, y un periodista que para conseguir una exclusiva de muchos miles de dólares, decide ganarse la confianza de Hepburn, paseándola en Vespa por las calles de Roma.

Un argumento y unos actores, que convirtieron a la cinta Roman Holliday o Vacaciones en Roma, en un éxito de taquilla, pero además pusieron de manifiesto una nueva forma de recorrer las ciudades, teniendo como único medio de transporte, una pequeña motocicleta.

Y lo cierto es que la experiencia de recorrer Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Oviedo o Granada en uno de estos ciclomotores, debe de cambiar absolutamente la perspectiva que se pueda tener de la ciudad. Porque sobre ellas todo es visible, más cercano, es más un paseo que un recorrer kilómetros. Y por su tamaño y su facilidad para ser aparcadas, te dan la opción de recorrer grandes distancias y poder parar a menudo para ver y conocer, que son opciones que nos parecen las mejores para los recorridos urbanos.

Así que nos hemos puesto manos a la obra para hacer una curiosa selección de motocicletas. De las últimas tendencias, a los diseños más sorprendentes. De las de combustión clásica, a las eléctricas. De los colores básicos, a los más refrescantes, que al verano siempre es mejor darle motivos.

Y así un total de cinco motos urbanas para recorrer las calles como lo hicieron Peck y la Hepburn en el film de Wyler. Para disfrutar del buen tiempo y de las vistas que se pierden bajo la capota de un coche, y para ver los cielos de los atardeceres que ahora son como de museo, y los de las noches que en según qué lugares te dejan disfrutar de las estrellas que en verano también son fugaces. Pide un deseo.

Si te gusta ésto, dilo: