Vuelven los estampados imposibles de A Bathing Ape

La firma japonesa ataca esta primavera con lunares, camuflajes, corbatas reflectantes y mucha, pero mucha, irreverencia.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
Vuelven los estampados imposibles de A Bathing Ape
ver la galería »

Si hay algo a lo que nos tiene acostumbrados la marca japonesa de ropa deportiva y urbana A Bathing Ape es a la transgresión. Lo realizan de tal modo que incluso se podría decir que es una ruptura hasta con la clásica moda contestona del Hip Hop y el R&B callejero, pues añaden un toque de tendencia, de moda al límite, que no todos los ‘chicos malos’ están dispuestos a llevar.

Su punto fuerte han sido, y siguen siendo, los estampados. La colección de la próxima primavera, que ya ha sido presentada, va también en esta línea. Una vez más, juegan con los clásicos para hacerlos suyos, creando prendas que no podrías etiquetar en ninguna otra firma que no sea BAPE. Y es que han cogido un patrón tan de siempre como los topos y lo han llevado a un tamaño que bien podría pasar desapercibido en la Feria de Abril de Sevilla. Y como lo hacen en prendas deportivas como una sudadera o una cazadora cortavientos, y en colores tan llamativos como el azul cobalto, el resultado es, cuanto menos, impactante.

Además, no abandonan otros motivos que siempre están presentes en sus colecciones. Es el caso del estampado de camuflaje, que repite en colores tradicionales como el verde oliva (en realidad, juega con hasta cuatro tonalidades diferentes de verde), pero que también presenta en otros como el púrpura (añadiendo lila, morado, violeta…), el amarillo o el rojo.

Más apartado, en cambio, se queda su dibujo del mono que sirve como logotipo y mascota de la marca. Estará asombrado de piezas llamativas como los complementos con reflectantes. Es el caso de la colección de corbatas y pajaritas, que se han confeccionado con el estampado de camuflaje del resto de la colección, pero en los que algunos de los colores brilla en la oscuridad.

Para combinar todo, nada como unas sneakers clásicas, siguiendo la tendencia para esta primavera de presentarlas completamente blancas, así como sandalias muy poco urbanas. Detalles de irreverencia que son, más que nunca, el sello de A Bathing Ape.

Si te gusta ésto, dilo: