Vaqueros blancos. Solo para valientes

Para muchos, son los pantalones que mejor permiten lucir en verano. Eso sí, cuánto duren inmaculados, depende de cada uno.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera

No todo el mundo se atreve con un pantalón blanco, y mucho menos con un vaquero. Si bien el uso de pantalones de tela está más extendido, especialmente los de lino, en el caso de un jeans la cosa cambia.

Para empezar, suelen ser pantalones con un ligero entallado, lo que de entrada no permite que luzcan bien en todos, especialmente si no se cuentan con piernas algo musculadas (que no musculosas). En este caso, sería un error pecar tanto de exceso como de falta, es decir, hay que saber llenarlos. El efecto es increíble, y son muchos los que consideran que no hay otra prenda que en verano permita presumir tanto.

Eso sí, siempre que sean pantalones completos, porque las bermudas no terminan de conseguir el mismo efecto. Con estos, en cambio, no importa que se luzcan de día o de noche, en una fiesta o en el trabajo. Siempre están bien, especialmente si se opta por patrones de cintura normal y estructura regular, sin pasarnos de pitillo.

A la hora de combinar el resto de piezas, nada como tirar de básicos: desde camisetas en contraste oscuro a americanas bien blazer o tejidos más suaves también en azul. Mejor si se evita el negro y el amarillo, así como demasiado color pastel, siempre que no se esté seguro de que encaja en el conjunto. En zapatos, desde alpargatas a náuticos, pasando por deportivas. Eso sí, mejor si no son blancas.

Si te gusta ésto, dilo: