Return to innocence by Oysho

Oysho juega con la funcionalidad y el encanto presentando una colección que nos devuelve a la inocencia más íntima

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Berta Rivera
Return to innocence by Oysho
ver la galería »

Oysho enamora en pura funcionalidad y cierta elegancia en sus propuestas de otoño, lencería y homewear; Bette Franke es de nuevo el cuerpo y el rostro que nos muestra lo que la firma del grupo Inditex tiene que contar y proponer; repite Bette, a quien hemos visto protagonizar campañas anteriores de la lencera gallega; y es que la belleza serena de la reconocida modelo holandesa es el mejor reflejo de la sencillez y la calidez de Oysho.

La campaña es también reflejo de esa simplicidad propia de lo que es en esencia funcional, de este modo Oysho presenta una imagen armónica en la que las prendas que hacen su colección, la modelo que las muestra y el entorno que lo envuelve todo encajan a la perfección y nos transmiten calidez y encanto.

El blanco, ya sea como absoluto protagonista o en contraposición con el negro, y el gris colorean una colección en la que es un azul profundo que llega a ser marino el que protagoniza las propuestas más sugerentes y apetecibles; como apetecibles son también los pijamas amplios de corte masculino, los encajes más sutiles o las mantitas del sofá que rememoran modernos ponchos.

Oysho concede protagonismo en su campaña a las prendas homewear sobre las lenceras porque el otoño llama a calor de hogar y también a fiestas de pijama; a tardes de domingo y sofá, de cine en casa y meriendas que acaban por ser cenas entre amigos y para vestir esas ocasiones la elegancia del tacón y la sofisticación del maquillaje más colorista están totalmente fuera de lugar.

Nos seduce Oysho en su equilibrio de funcionalidad y belleza y en el encanto de sus prendas íntimas, nos enamora en su homewear de corte masculino y colores naturales; y todo ello con tal elegancia y sutileza que en pleno mes de julio nos sentimos irremediablemente atraídas por el otoño que viene…

 

Si te gusta ésto, dilo: