Red Valentino le pone mucho cuento a su Otoño / Invierno

Una colección protagonizada por Blancanieves y su manzana envenenada.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Victoria Marrero
Red Valentino le pone mucho cuento a su Otoño / Invierno
ver la galería »

“Era un crudo día de invierno, y los copos de nieve caían del cielo como blancas plumas. La Reina cosía junto a una ventana, cuyo marco era de ébano. Y como mientras cosía miraba caer los copos, con la aguja se pinchó un dedo, y tres gotas de sangre fueron a caer sobre la nieve. El rojo de la sangre se destacaba bellamente sobre el fondo blanco, y ella pensó: ¡Ah, si pudiere tener una hija que fuere blanca como nieve, roja como sangre y negra como el ébano de esta ventana!. No mucho tiempo después le nació una niña que era blanca como la nieve, sonrosada como la sangre y de cabello negro como la madera de ébano; y por eso le pusieron por nombre Blancanieves.”

Así es como da comienzo el cuento de los Hermanos Grimm tantas veces versionado, y magistralmente llevado al cine por Walt Disney por primera vez en 1937, y cuya última adaptación ha tomado formato de serie con Once Upon a Time,  protagonizada por Jennifer Morrison.

Una historia caracterizada por una madrastra demasiado presumida, un espejo respondón y siete enanitos trabajadores que velaron por la bella Blancanieves hasta la llegada del príncipe, a la que dio forma el genio de Walt, y a la que ahora le saca partido la línea de Red de Valentino con un punto pop que recuerda a Warhol.

Ellos que ya hicieron esto de inspirarse en cuentos de hadas en colecciones anteriores, esta vez eligen a la cándida Snow White para ilustrar su Otoño / Invierno 2014-15. Para ello los diseñadores Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli han creado jerseys con estampados de manzanas y rostros de Blancanieves, zapatos con bocas y ojos, y bolsos con mensajes, formas de lazos y siluetas de manzanas. A la que acompaña una joyería XXL de iguales motivos y por tanto, misma inspiración.

Contar un cuento nunca fue tan textil. Sus piezas hablan por sí solas, pero pueden ser interpretadas ¿Te animas a vestir tu propio cuento?

Si te gusta ésto, dilo: