Paul & Joe Sister, un invierno a la francesa

La firma con sede en Paris, se sube al carro del mezclar no ocupa lugar, y añade diversión al próximo vestir.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Victoria Marrero
Paul & Joe Sister, un invierno a la francesa
ver la galería »

Francia es un territorio de contrastes climáticos. El norte suele tener muchas precipitaciones, aunque los inviernos se caracterizan por ser suaves. El suroeste se le parece mucho aunque le supera con unos 1oºC de más, en el promedio de temperaturas. Mientras que el centro se configura como la región más fría, con inviernos no demasiado gélidos, debido a la influencia mediterránea.

Pero de Francia nos quedamos con París, porque es el centro de la moda, el lugar de las tendencias, y nos interesa saber a qué se atienen cuando confeccionan sus colecciones más abrigadas.

Su temperaturas vienen marcadas por un clima mitad continental, mitad oceánico, que se resulte en inviernos cortos, suaves y lluviosos cuando el viento viene del Océano Atlántico, y fríos, con nieve y temperaturas que pueden llegar a los -10ºC, cuando lo que sopla es viento del Polo Norte, aunque sus mínimas fluctúan entre los 2ºC y los 4ºC.

Y si nos adentramos en estos vaivenes climáticos, es para tratar de integrarnos en la mentalidad de quienes al frente de Paul & Joe Sister, deciden establecer la mezcla como concepto, para diseñar las prendas del próximo Otoño / Invierno 2014-15, que lejos de la regla y el semicírculo que lucen en su lookbook, se establece más una libertad aplicada a texturas, colores y estampados.

Porque el país galo es así, un todo de contrastes bien avenidos, donde conviven las mangas largas con las gorras. Los shorts con las bombers y el gorro de lana, o las zapatillas de lengüeta con elástico a los lados y suela de elastómero antideslizante, con calcetines por encima de los tobillos.

Y así no hay quien se equivoque o quien no acierte, porque todo vale, incluso las rayas combinadas con un estampado de cisnes, que ahí es nada. Pura diversión revestida de tendencias, las de este invierno a la francesa, que se nos presentan apuradas, pero sólo hasta el extremo de tu osadía.

Si te gusta ésto, dilo: