Hiut, vaqueros británicos con conciencia ecológica

Sus jeans de algodón orgánico se han convertido en los preferidos por los amantes del medio ambiente.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
Hiut, vaqueros británicos con conciencia ecológica
ver la galería »

Cardigan. Es decir esta palabra y prácticamente cualquier habitante del planeta imagina ya una prenda textil muy concreta: la chaquetilla fina aliada de los ‘por si refresca’. Pero lo que no todos saben es que debe su nombre a un pequeño pueblo galés. Allí viven alrededor de 4.000 personas y 400 de ellas no se dedican a confeccionar estas rebecas, sino a la industria del pantalón vaquero. Y ha sido así desde hace tres décadas.

La historia podía haberse detenido, pero un grupo de emprendedores no quiso dejar morir la industria del denim en Gales, así que el día antes de que la fábrica de vaqueros de Cardigan cerrara, la compraron y crearon The Hiut Denim Company, una firma que hoy es referencia de lujo y conciencia ecológica, en tanto que sus prendas, con buena parte del proceso completamente artesanal, marcan la pauta en el uso de algodón orgánico.

En la firma presumen de hacer solo vaqueros. Es cierto. No encontrarás en su catálogo nada más. Están centrados en hacer los mejores tejanos con el mismo empeño con el que explican “que no se puede ser bueno en todo”. Para ello, cuentan con los tejidos de mejor calidad, que en su caso se traduce en un denim fabricado en una pequeña factoría de Turquía con un gramaje de 12 onzas y que se confecciona sin lavar, lo que asegura su robustez y durabilidad.

Además, tienen un segundo material fetiche: el Selvedge, fabricados con un tejido que se tiñe 100% con índigo en un telar artesanal en Kuroki (Japón) de 1959 y que también se confecciona sin lavar.

La producción tanto de los modelos como de las tallas en las que se elaboran es muy reducida, por lo que no siempre es fácil hacerse con uno de ellos en la tienda online de The Hiut. Están a la venta a partir de 130 € y cada semestre lanzan, además, ediciones limitadas, siempre con una historia detrás de pasión y artesanía en busca del vaquero más especial. Y todo ello desde un pequeño pueblito galés llamado Cardigan…

Si te gusta ésto, dilo: