For Love & Lemons y punto

Porque la nueva colección de la firma americana viene muy lanuda.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Victoria Marrero
For Love & Lemons y punto
ver la galería »

El punto está implicito en el invierno. Y no hablamos de los signos gráficos que explican, finalizan una frase o le dan continuidad, sino del tejido calentito, el que convierte nuestro armario en un anuncio de Perlan, en una nube de colores mullidos, en estufa sin necesidad de enchufes.

Y es ese punto el que nos abriga el invierno con incontables patrones, porque no sólo nos referimos a jerseys, de los que podemos decir que representan el grueso de esta técnica de confección de prendas. Porque para el punto también hay abrigos, bufandas, calcetines y hasta pantalones, todo depende del frío que tengas, que hay inviernos e inviernos y siempre es mejor estar preparados.

Como preparadas están las chicas de For Love & Lemons, que para el próximo Otoño / Invierno 2014 – 2015 han diseñado prendas muy calentitas. Que así es Knitz, su colección para el frío, una exhibición de buen hacer en el punto. Más grueso en gorros, abrigos y jerseys, y algo más finos en pantalones, vestidos y tops.

Así son los diseños de Gillian Mahin y Laura Hall, las fundadoras de la marca que tras nacer en Wyoming asentó su sede L.A., y que como es habitual, hace gala de una estética desgastada, de pantalones vaqueros rotos, muy rotos. Un exploración de texturas y mucho desmelenarse, porque eso siempre es una declaración de intenciones.

En su paleta de colores el granate es el nuevo negro, que compite con el blanco, las camisas tartán y el celeste vaquero. Todo muy bien mezclado con ese toque Dr. Martins en el calzado que potencia ese aire alternativo que convierte el invierno en un juego de prendas, en un apuntarse al punto para acoger el invierno casi sin discusión, como lo ha hecho Stella Maxwell, y como nos enseña Zoey Grossman tras las fotografías de esta colección.

Si te gusta ésto, dilo: