El Ganso, a la conquista de Londres

La firma española inaugura ‘flagship store’ en Kings Road y se afianza en el mercado británico.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
El Ganso, a la conquista de Londres
ver la galería »

Cumplir una década de vida y hacerlo con una gran apertura en Londres es mucho más de lo que hubieran imaginado en 2004 los hermanos Clemente y Álvaro Cebrían, los creadores de una de las firmas con mejor recorrido de los últimos años: El Ganso. Un viaje de ida y vuelta, pues fue tras un viaje a la capital británica cuando surgió la idea de fundar la firma.

Es innegable que El Ganso ha sabido crear un estilo muy distintivo. Partiendo de reglas y básicos muy tradicionales, como la moda preppy y la casual de corte elegante y juvenil, sus rayas rojas, azules y blancas empezaron de forma tímida apareciendo en cada vez más zapatillas. Poco a poco, casi como si se siguiera un patrón natural, era más frecuente ver su sello en abrigos, corbatas, camisas… hasta ser capaces de llenar todo el armario masculino.

Este verano están de enhorabuena por la que ha sido su tercera apertura en Londres y, de todas, la más importante. La de Kings Road está llamada a ser la boutique emblema de la firma en la capital británica y símbolo de su expansión internacional. Se encuentra en el número 94 de la mítica calle y es un espacio de 260 metros cuadrados, distribuidos en dos plantas, donde se pueden encontrar todas las colecciones de la marca, es decir: la de hombre, mujer, calzado, accesorios y sastrería.

La primera boutique londinense abrió en 2012 en Carnaby Street, uno de los rincones más emblemáticos de la capital. Un año después le siguió otra en Covent Garden, concretamente en Neal Street. Ahora es turno de Chelsea, su punto de venta número 85 fuera de España. En sus estanterías, colocados en órdenes cromáticos, se suceden camisas, jerseys de diferentes grosores y materiales, chaquetas…

Como en otras tiendas de El Ganso, las paredes se han decorado con franjas verticales y cuadros con marcos de vivos colores y láminas que juegan con el estilo clásico y elegante del hombre tradicional pero moderno, con guiños al pasado. Imprescindible si este verano pasamos por Londres.

Si te gusta ésto, dilo: