Dior es glamour

Y Mark Shaw se encargó de documentarlo durante diez años.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Victoria Marrero
Dior es glamour
ver la galería »

Y no nos extraña que este sea el título, de la última publicación de La Maison, ya que el glamour es fascinación por definición. Porque Dior es muchas cosas en el mundo de la moda: mito, leyenda, tradición, haute couture y así hasta llegar a este glamour, que quizás las adjetiva a todas, por esa fascinación que la define.

216 páginas y más de 130 fotografías, en las que el prolífico y brillante Mark Shaw, muestra una gran devoción por el trabajo de la firma francesa. Picasso, Coco, Audrey, o Jackie, conocieron su grandeza tras el objetivo, pero su trabajo para Dior entre 1952 y 1962, es pura poesía visual.

Las fotografías de Mark Shaw son pura poesía visual

Y esto nos lo cuenta Natasha Fraser-Cavassoni, hija de la Premio Nobel de Literatura Antonia Fraser, para la editoral Rizzoli, con sede en la Gran Manzana.

Caer en sus páginas será más que casualidad, la acción de perseguir una leyenda. La de Dior, la de Shaw.

 

Si te gusta ésto, dilo: