Agua de Coco o los bañadores que llegan de Brasil.

La firma brasileña de moda de baño presenta una colección que juega con las rayas horizontales y el efecto difuminado.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
Agua de Coco o los bañadores que llegan de Brasil.
ver la galería »

El coco es una fruta compuesta en un 94% por agua y que solemos asociar a paraíso tropical. Quizás no sepamos que elimina toxinas, fortalece el sistema inmunitario, hidrata, nutre los huesos, mejora la digestión e incluso que es un perfecto antioxidante. Pero lo que sí sabemos es que tumbarnos con un coco en la mano con una pajita y sorber su líquido interior tranquilamente acomodados en una tumbona es señal de que hemos conseguido escaparnos de la rutina urbana.

Pero, además de una bebida playera, Agua de Coco es también una firma de moda de baño que nace en Brasil y que quiere adelantarnos sus propuestas para la próxima temporada con un modelo de excepción: Marlon Teixeira. Este adonis de Santa Catarina es uno de los más cotizados del momento, gracias a la mezcla de rasgos resultado de su ascendencia japonesa, portuguesa e indígena. Además, es todo un experimentado en el mundo de la moda, donde empezó en 2008 con apenas 17 años.

Antes de ser la imagen de Agua de Coco también lo fue de Diesel Underwear, Dior Homme, Custo Barcelona o Armani Jeans, entre otras muchas. Su deseo era convertirse en surfista profesional pero una lesión en la rodilla se lo impidió. Se quita la espinita escapándose a la playa o trabajando en sesiones de fotos en ellas. Es el caso de la firma de baño, que decidió rodar todo en Bahamas, un marco excepcional para unas prendas que también lo son.

La colección, todo hay que decirlo, es más europea que brasileña. O al menos a la moda de baño masculina que solemos asociar con Río de Janeiro, de piezas pequeñas y ceñidas. Aquí, al contrario, prendas largas, con colores sobrios y difuminados, como con filtros, sin recurrir a los fluorescentes ni a los tonos brillantes. Además, hay una constante por las líneas horizontales, que convierten a la colección en todo un acierto para los que quieran ir a la moda, juveniles pero más discretos que en Copacabana.

Si te gusta ésto, dilo: