5 kimonos para las noches de verano

Con flecos o de croché, encuentra el modelo que más se adapte a tu personalidad.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Noelia Hidalgo

Si existe alguna prenda con siglos de historia detrás es el kimono. El vestido tradicional japonés, con influencias chinas, abandona los imperios del lejano oriente para lanzarse, una vez más, a los armarios de medio mundo. El estilo japonés que, durante unos años, fue todo un must entre las prendas de estar en casa en formato bata, recupera el glamour de la época de los emperadores para convertirse en la prenda indispensable durante los próximos meses.

Mangas algo más cortas, cinturas desmarcadas, diversidad de tejidos e, incluso, detalles extra, como flecos, han hecho de esta prenda, que en la mayoría de las ocasiones respeta el tejido original a base de seda, un indispensable de geishas y fashion victims que, rendidas ante el romanticismo que evocan, lo han convertido en la mejor alterativa del boho-chic o, simplemente, un complemento único para dar esa chispa de personalidad +que algunos looks necesitan durante el verano. Los festivales, como el de Coachella, han supuesto una auténtica alfombra roja donde poder ver todas las variedades posible de kimonos que podemos encontrar: combinados con maxi-vestidos en formato noche, tie-dye, de crochet, floral print, con borlas en los extremos, incrustraciones de pedrería, sedas, brocados… cualquier opción es buena para hacer de este fenómeno un sinónimo de estilo y dominio de las tendencias urbanas del momento.

Minifaldas o vestidos para un aire preppy y shorts vaqueros o pitillos para un look más rebelde son algunas de las propuestas a las que sumarle el exotismo del kimono y ante el que, sin duda alguna, no habrá fallo que valga. Échale un vistazo a nuestras 5 propuestas para hacerte con la pieza ‘it’ del verano y poder sobrevivir a la brisa del mar con la prenda más versátil de la temporada.

Si te gusta ésto, dilo: