Treixas, el abrazo del otoño.

Hotel, spa, restaurante, lounge bar… y una suite de otoño. Es Treixas, en Zamora, turismo rural con encanto y vanguardia, una experiencia de lo más cool.

Treixas, el abrazo del otoño.
  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Berta Rivera 6 de Octubre de 2015
Treixas, el abrazo del otoño.
ver la galería »

Llega el otoño y con él las ganas de interior, esas que perdimos al primer rayo del sol de verano; nos seduce el turismo rural, las escapadas de naturaleza y montaña, las chimeneas, la historia, el senderismo, las rutas, las cenas gourmet y las suites de otoño; Treixas, un elegante y moderno hotel en la provincia de Zamora nos ofrece un poco de todo ésto.

Viajamos hasta Puebla de Sanabria, un bello pueblo castellano con un espectacular lago –El Lago de Sanabria-, un castillo de la ruta del románico –el Castillo de Puebla de Sanabria– y un bosque milenario –El Bosque del Tejedelo-; y allí descubrimos un hotel rural muy particular porque se trata de un hotel boutique con cuatro estrellas verdes que tiene poco más de año de antiguedad, se inauguró en mayo de 2014.

El entorno es de gran belleza histórica, castellana y natural porque Puebla de Sanabria es un lugar tocado por la ruta del romántico y por un bosque milenario en el que te cobijarás bajo más de 100 tejos de más de 1000 años de antiguedad; es precisamente en otoño cuando estos imponentes árboles, que pueden llegar a medir 8 metros de diámetro y 13 de altura, dan su fruto, las treixas -cerezas dulces- que dan nombre al hotel en el que, indudablemente, nos alojaremos en este viaje.

El hotel ocupa un antiguo convento Cisterciense del siglo XIV, restaurado el XVI y rehabilitado para convertirlo en un paraíso de interior, un paraíso que cuenta con 8 junior suites, un salón encantador, un lounge bar para brindar por la vida y un restaurante con cocina ecológica -que si las estrellas del hotel son verdes no es por casualidad…- y un tentador spa.

El hotel Treixas es un rincón pensado para desconectar de la vida diaria y engancharte a la naturaleza, a la calma, a cuidarte, a descansar… y a ser, como único y gran objetivo, feliz.

Si te gusta ésto, dilo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.