Martina de Zuricalday, dos siglos de dulces

Artesanía pastelera que desde Bilbao nos cuenta una historia generacional.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Victoria Marrero
Martina de Zuricalday, dos siglos de dulces
ver la galería »

A mediados del XIX Doña Martina creó la pastelería que hoy sigue llevando su nombre. Su primera tienda en Correo 20, la calle más comercial de Bilbao, fue la antecesora de las cuatro que hoy se reparten por la capital vasca.

Y tanta solera convierten a Martina Zuricalday en una de las pastelerías más antiguas de Euskadi. Son artesanos y sólo utilizan productos naturales para elaborar desde los tradicionales bollos suizos, pasteles de arroz, bombas de crema pastelera, o carolinas; hasta los más contemporáneos como los cupcakes, las cookies o los macarons.

Son artesanos y sólo utilizan productos naturales

Su escaparate podría devolverte a Charlie y su fábrica de chocolate, o a un episodio cualquiera de Sex in the City. Incluso Alicia cabría en estos supuestos, si a sus pasteles y a sus tartas les pusiéramos un Eat me, que sabemos innecesario porque incitan con sólo mirarlos.

Hoy Martina Zuricalday son Marta y Nikole Bayo, hermanas y descendientes de la maestra confitera. Y son ellas las responsables de los nuevos aires de la pastelería. Cambios que no sólo no le han hecho perder el contacto con la tradición, sino que han conseguido mantener el legado que comenzó hace casi doscientos años.

Si te gusta ésto, dilo: