Las suites más ‘chic’, las de Patricia Urquiola

La interiorista española se ha encargado de decorar las nuevas suites del Mandarin Oriental de Barcelona.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera
Las suites más ‘chic’, las de Patricia Urquiola
ver la galería »

El Mandarin Oriental de Barcelona crece con la incorporación de un edificio anexo en el Paseo de Gracia. En este nuevo inmueble se han habilitado 17 suites y cinco habitaciones de lujo, lo que eleva a 120 las habitaciones de uno de los cinco estrellas más imponentes de la Ciudad Condal.

Los nuevos espacios, además, han supuesto un plus para la oferta de calidad del hotel. La asturiana Patricia Urquiola, considerada la interiorista española más reputada internacionalmente, ha sido la encargada de crearlos, envolviéndolos de su capacidad para conseguir escenarios acogedores y cuidados, al tiempo que se sirve de las últimas tendencias en decoración.

Urquiola, cuyas obras se exponen de forma permanente en el MoMa de Nueva York y que ya fue autora del diseño original de este Mandarin, vuelve a casa. El resultado, un edificio de 1901 cuyas suites indagan en el equilibrio entre la vanguardia europea y la tradición oriental. Lo consigue con mosaicos hidráulicos, cuadros y piezas de arte creados de forma exclusiva para sus paredes y muebles, así como todo un conjunto de piezas destinadas a hacer la vida del huésped tan confortable como si estuviera en su propia casa.

Las Suites pueden ser personalizadas formando 2 o 3 habitaciones, creando espacios comunes y zonas familiares de generosas dimensiones. Lo permiten los 124 metros cuadrados de las Premier Suites, con luz natural a ambos lados de la estancia (la del exterior y la que cruza transversalmente desde el atrio interior del edificio). Reluce sobre todo en los elementos de color bronce, en el suelo de roble termotratado y en la boisserie de madera.

Como no podía ser menos, las piezas que decoran la suite también tienen el toque Urquiola. Así, las lámparas son de Flos, el sofa y las mesas, de Moroso; las sillas, el modelo Husk para B&B; y los mosaicos, de Mutina. Tampoco faltan muebles creados para Kettal.

Mención aparte merece la Barcelona Suite. Aquí la interiorista ha echado el resto. Gracias a una terraza de 123 metros cuadrados, es un espacio impresionante en el que destaca un jacuzzi exterior. Cuenta con estudio, vestidor y salón, y el baño está proyectado como si fuese un spa privado, rodeado de cristal opaco y, a veces, ligeramente tintado.

Suites con firma pensadas para ser vividas. Arte moderno a un paso de la Casa Batlló y el Jardín Mimosa que de muestran que Barcelona sigue siendo una ciudad fiel a las últimas tendencias.

Si te gusta ésto, dilo: