Lady Madonna, un restaurante con espíritu pop

El nuevo local madrileño donde enamorar al paladar y a tu acompañante

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Marta Combarros
Lady Madonna, un restaurante con espíritu pop
ver la galería »

No sabemos si su nombre se referirá a ella, la reina del pop, Madonna. O bien si a la hora de elegir nombre a sus dueños les habrá venido a la mente la canción de los Beatles tan pegadiza que dice así “Lady Madonna, lying on the bed, listen to the music playing in your head…”.

Sea como sea, Madrid cuenta con un nuevo restaurante que se llama Lady Madona. Acaba de abrir sus puertas pero, como todo aquello que resulta novedoso y a la vez apetecible, ya es uno de los restaurantes de moda de la temporada. Si aún no lo has probado, ¡no esperes a que reservar una mesa sea tarea imposible!

Una cena informal entre amigos, de esas con conversaciones que se alargan hasta las tantas de la mañana, una comida en pareja distendida con risas de por medio y recuerdos divertidos o una primera cita, porque el ambiente acompaña y su decoración –firmada por la misma interiorista que ha vestido otros locales como Dry Martina o Maricastaña- resulta tan acogedora que de este restaurante, nada malo puede salir.

Lady Madonna está en el número 6 de la calle Orellana y es un local que, como aquella mujer que inspiró a los Beatles para su canción, es moderno, versátil y sorprendente. La iluminación juega un papel fundamental en el local, porque crea un ambiente cálido y confortable. Apto para todas las edades, horas del día y todos los públicos porque si hay algo que caracteriza a Lady Madonna es que enamora a todos los que quieran comer bien y estar tranquilos.

Azulejos brillantes, madera, lámparas de latón, barras de mármol, sillas combinadas y muchos espejos. Lo castizo y lo moderno se unen en este restaurante, con ese toque industrial que está tan de moda y resulta una apuesta infalible. ¿Y qué se puede ver en su carta? Platos con esencia ecológica, recetas caseras y nuevos clásicos como el steak tartar, los risottos o el pollo estilo thai con agridulce de jengibre. Una mezcla única e innovadora en la que cada paladar encontrará su media naranja.

Si te gusta ésto, dilo: