La vida asilvestrada de Sally Hambleton

Un universo floral en el que perderse.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Victoria Marrero
La vida asilvestrada de Sally Hambleton
ver la galería »

Desde niña Sally tuvo una pasión. Y dicen que las pasiones son la brújula de la vida. Que aunque uno a veces decide tomar otros rumbos, nos rescatan y nos devuelven al camino. Y de esto nos lo puede contar ella largo y tendido.

El mundo de las finanzas la devolvió al sendero de las flores, ese del que nunca salió, pero al que ya no dedicaba casi tiempo, y de esto hace ya 10 años.

Su proyecto, una tienda de flores en el 10 de Gabriel Lobo, rezuma aires británicos

Su proyecto, una tienda de flores en el 10 de Gabriel Lobo, rezuma aires británicos, inevitable de su fifty fifty genético. Un espacio diáfano con grandes ventanales, techos a doble altura y mucha luz, que en marzo estrenaba interiores.

Aires nuevos que hacen que su espacio sea aún más asilvestrado, más apetecible. Un lugar en el que estar, del que disfrutar y en el que experimentar el placer de encontrar. Igual un cesto, que unas flores, y no unas cualquiera, justo esas.

Pero Sally no está sola, ellos son siete, un equipo que toca todos los palos que uno espera de una floristería como la de Sally Hambleton. ¿Un pequeño ramo, flores a domicilio, una cesta especial, una boda, la decoración de un evento? Nada que objetar, con ellos es así de fácil.

Si te gusta ésto, dilo: