La Blanca, pastelería americana en Barcelona

La Pura Bakery, o cómo la pastelería americana tiene vida más allá de los cupcakes.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Victoria Marrero
La Blanca, pastelería americana en Barcelona
ver la galería »

Cuando hablamos de pastelería americana, la primera palabra que vocalizamos es cupcake. Y tiene su sentido desde que las chicas de Sex and the City, con la genial Carrie Bradshaw, nos descubrieron al mundo la hegemonía de Magnolia Bakery en Nueva York. Ese lugar de fondant, azúcar, harina y levadura, de proporciones perfectas, que dispara las papilas gustativas hasta el éxtasis de la dulzura.

Y tras ellas, en nuestra geografía se ha creado una estela de lugares y locales, en los que degustar estas delicias americanas extra sweets, acercándonos los colores como parte de una repostería creativa, por sus formas y sabores.

Pero la pregunta llega antes o después ¿sólo cupcakes? O lo que es lo mismo, si cruzamos el charco sólo vamos a encontrar una repostería con aspecto de magdalenas con cobertura, o hay algo más.

La respuesta llega desde el Ensanche, en Barcelona, y nos la resuelve Betina Montagne, chef pastelera con experiencia en dulces americanos, y con un mensaje claro: La Pura Bakery, que se traduce en nada de grasas poliinsaturadas, y mucho de ingredientes naturales, que no suele ser lo común de estos pastelitos.

Así bajo el nombre de La Blanca, y en un espacio diseñado por los creativos de Mr. Cartön Studio, que hace honor a su nombre, encontramos bundt cakes, brownies, blondies, layer cakes, muffins, loaf cakes, pastelería salada y una gran selección de tartas.

Filosofía slowfood que pone sus fuerzas en descubrirnos los sabores, y menos en cautivarnos por la apariencia, que también. Una experiencia de texturas y colores, con billete de primera a los sabores de la ciudad de los rascacielos.

Un espacio sobrio y muy dulce, blanco y luminoso, de cristales y expositores para  no perder detalle, y desde el que descubrir una cultura culinaria muy horneada, a la que lo que apetece es darle un bocado.

Si te gusta ésto, dilo: