Amorino Frappè.

Amorino refresca el verano con sus helados… y también con sus sorbetes, granizados y deliciosos frappè.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Berta Rivera
Amorino Frappè.
ver la galería »

El verano exige frescura para afrontar la inclemencia del sol y las incandescentes temperaturas que provoca; el agua es, en estos momentos más que en ningún otro, un bálsamo para la piel y el alma, la del mar y la que consumimos casi helada, es irrenunciable y fuente de la buena salud pero no sólo de salud vive el cuerpo, también de caprichos dulces y refrescantes, de tragos deliciosos que se convierten en explosiones de sabor y placer en nuestra boca. Y, puestos a buscar placeres dulces y refrescantes, resulta inevitable visitar Amorino.

Los helados italianos de Amorino son sobradamente conocidos, inconfundibles por su sugerente presentación y por su incomparable sabor, el de la artesanía clásica italiana llevada al mundo de los helados, pero no es de helados de lo que queremos hablar hoy sino de sorbetes, granizados y los deliciosos frappè que casi podríamos decir que son tendencia este verano. Eso sí, todo ello sin salir de Amorino y asegurando así la naturalidad y maestría en la composición de nuestras dulces y refrescantes tentaciones del día.

Los frappès están haciendo furor este verano y los de Amorino son, sin lugar a dudas, el capricho más goloso porque se elaboran con helado o sorbete de la casa y leche entera… ¿lo quieres coronar con nata? eso va ya al gusto del consumidor, como el sabor del helado o sorbete con el que se elabora tu frappè ¿lo quieres de café? ¿elaborado con helado de vainilla, quizá? sólo elige y disfruta…

Claro que si los frappès son demasiado untuosos a tu boca, puedes decantarte por un granizado italiano; en Amorino son naturales y sólo rinden la sobrosa fruta al tentador punto dulce del azúcar ¿sabores? fresa camarosa, limón de Sorrente o mandarina de Sicilia, sólo nombrarlos resulta refrescante.

Y hay más, que no todo van a ser frappès y granizados, en Amorino cuentan también con deliciosos sorbetes que son, en realidad, la última innovación de estas heladerías y se elaboran con agua mineral pura; son, probablemente, la opción más refrescante y sus sabores son un puro deleite: mango, plátano de Brasil, Cítricos de Sicilia…

Degusta el verano sorbo a sorbo refrescándolo en Amorino.

Si te gusta ésto, dilo: