BKR, la botella de las celebrities

Ecológica, 100% reciclable y perfecta para llevar al gimnasio o mientras haces running

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Marta Combarros
BKR, la botella de las celebrities
ver la galería »

Dicen que hay que beber dos litros y medio de agua al día, pero hay veces que este propósito se nos hace cuesta arriba. Bien sea porque nos salimos de la rutina, porque no paramos quietas en un mismo lugar durante mucho tiempo o porque entre todo el caos diario se nos pasa por alto. Para ello, el mejor remedio no es otro que tener siempre a mano una botella de agua, para que así, al mirarla, nos acordemos de que tenemos que beber.

Es muy común ver a las celebrities con su café o bebida de moda de la mano todo el tiempo. Salen en las revistas, en los programas de televisión e incluso se fotografían para sus cuentas de Instagram. Pero, desde hace tiempo, no es una bebida sino una botella la que acapara todas las instantáneas y no es otra que la de la marca BKR.

Giselle Bundchen, Reese Witherspoon, Alessandra Ambrosio… salen del gym y llevan su BKR, van de paseo y no se separan de ella, incluso en plena sesión de running es su compañera. Pero, ¿qué tienen de especial estas botellas? Sus creadoras son Tal Soltz y Kate Cutler afirman que nacieron como una alternativa a las botellas de plástico y su diseño minimalista ya ha conquistado a todo el mundo.

Las botellas de la marca de San Francisco están realizadas en cristal y recubiertas con una capa de silicona para que no se resbale de las manos, lo que las convierte en botellas ecológicas y reciclables. Es decir, mucho más saludables que las botellas de plástico, un material que tarda mucho tiempo en descomponerse y filtra las sustancias químicas.

Además, sus diseños son irresistibles, bien en tonos vivos, en colores pastel o con un gran corazón, tú eliges. Tienen un precio de 35 euros y se pueden adquirir en algunos gimnasios o en tiendas como Santa Eulalia en Barcelona, Isolée en Madrid, Voga en Bilbao o 50 Yardas en Valladolid.

 

Si te gusta ésto, dilo: