5 formas diferentes de comerte el turrón

A sorbos, a cucharadas, a lametones… porque el turrón no sólo se saborea de la forma tradicional.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera

Es el dulce típico de la Navidad, pero gusta tanto que, al final, es cierto que tenemos turrón prácticamente todo el año. Uno de los sabores de helado más demandado es, precisamente, el de turrón de Jijona (paradójicamente, en Italia llaman helado de turrón al que se realiza tomando como referencia el duro; y tienen, además, el sabor de helado de almendra) y el de chocolate, por ejemplo, es súperventas a pesar de que su receta no tiene nada que ver con el turrón original.

La ola gourmet y las ganas de experimentar también han sabido transformar el turrón clásico de Jijona para hacer de este postre toda una delicatessen. Así, ya no hace falta comprar una tableta para degustarlo durante las fiestas. De hecho, ni siquiera es necesario darle un mordisco, porque se puede beber o comer a cucharadas.

Cambian formatos y texturas, pero no el sabor original ni su ingrediente estrella: la almendra, que es el secreto para que la calidad del turrón sea exquisita. En estas cinco propuestas, solo la mejor está presente.

Si te gusta ésto, dilo: