5 cócteles en los que reina la naranja.

La fruta más versátil, capaz de endulzarnos o de darle un toque cítrico a cualquier bocado, es también la base de los tragos más frescos.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Sergio Cabrera

La naranja es, sin duda, la fruta más versátil. No hay nada que no se pueda hacer con ella y, mucho menos, presentación o modo de comerla… o beberla. Da igual la época del año, pero es especialmente ahora, en verano, cuando su poder refrescante está más demandado. No hay que olvidar que es un cítrico y, aunque sea mucho más dulce que un limón, salvo algunas variedades, posee las mismas propiedades contra el calor y la sed.

No hay que olvidar, claro, su aporte vitamínico. Una naranja mediana puede contener hasta 60 mg. de vitamina C, es decir, más del 50% de la dosis recomendada. A la hora de servir como nutriente, los expertos aconsejan comerla entera, solo mondando su piel. Pero si se trata de darle un toque divertido, atrevido incluso, nada mejor que convertirla en zumo y hacer con este diferentes cócteles con los que darle al momento del día elegido un toque de color.

Es lo bueno de esa versatilidad, que tan bien nos vale un cóctel de naranja para el aperitivo como para la media tarde o la noche. Nunca es un mal momento para tomar este jugo antioxidante que, además, es rico en fibra y aminoácidos. Ya sea en su formato alcohólico o en uno más abstemio, con bebidas tradicionales creadas al destilar la fruta o más novedosas, todas las variaciones son bienvenidas. Un toque de monda para decorar ¡y salud!

Si te gusta ésto, dilo: