Swich recarga tu móvil sin cables

Una pieza casi escultural sobre la que tu móvil recargará sus pilas.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Victoria Marrero
Swich recarga tu móvil sin cables
ver la galería »

¿Llevas el móvil contigo? ¿Ahora? ¿En este momento? Seguro que sí, todos lo hacemos. Es casi lo primero que cogemos al levantarnos, y por supuesto lo que seguro se viene con nosotros cuando salimos de casa. Es nuestro medio de comunicación con el mundo, nuestra herramienta de trabajo, nuestra fuente de envió y recepción de mensajes, incluso nuestro medio de pago.

Así que sí, seguro que sí lo llevas y además junto con el cargador ¿a que no me equivoco? Da igual que sea el de cable USB, el que puedes conectar en el mechero del coche, o el clásico de toma de corriente en enchufe tradicional. El caso es que hay que llevarlo, porque con tantas funcionalidades, las baterías de los móviles no llegan al final del día, ni siquiera al final de tu jornada laboral. Y ahí van en tu bolso, en tu mochila, en tu bandolera, siempre contigo para dar un extra de energía a tu smartphone, lo que no deja de ser algo entre tedioso e incómodo de llevar.

Pero tenemos novedades y queremos contároslas. Hace tiempo, pero no demasiado, la tecnología dio un paso de gigante con los sistemas wireless. Sin cables era la nueva fórmula para vender más, para conseguir que llevar tus dispositivos móviles no supusiera el suplicio del enchufe. Y en esos desarrollos apareció la tecnología Qi, pronunciada “chi”, en referencia a ese término aplicado a la meditación que hace alusión al principio activo que forma parte de todo ser vivo, algo así como un flujo vital de energía.

Y este es el principio fundamental de Swich, S [martphone] wi [reless] ch [Arger]. Un cargador inalámbrico fabricado en cerámica y madera de nogal, que además de ser soporte para cualquier smartphone o tablet, lo carga tan sólo con ponerlo encima.

Sus diseñadores dicen que cuando colocas tus dispositivos móviles sobre Swich, estos parecen flotar sobre la superficie en la que el cargador está apoyado, así como sobre las olas, que esta fue su principal fuente de inspiración.

Es minimalista, de formas perfectas, orgánico y versátil en tanto que puedes utilizar tu teléfono mientras se carga, ya sea en posición horizontal o vertical, porque Swich también rota. Y lo mejor es que puedes ponerlo en cualquier lugar esperándote a que llegues, sin temer que tu teléfono o tu tablet muera en el intento de sobrellevar un día de búsquedas y usos varios. El futuro es el presente en cuestiones de movilidad, Swich es una de esas pruebas.

Si te gusta ésto, dilo: