JIBO, tu robot

Un gadget que interactúa, propone, fotografía… y cuenta cuentos.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Victoria Marrero
JIBO, tu robot
ver la galería »

La robótica tiene alma, o eso es lo que desde hace años las películas y los libros de ciencia ficción nos cuentan. Desde el incomprensible vocabulario pero entrañable aspecto del R2-D2 de George Lucas, al tierno WALL•E de Andrew Stanton.

Y quedándonos con Stanton, recuperamos a su EVA, una robot al uso, programada, metódica, con una misión en la que WALL•E entra para desconfigurar sus métodos, y mostrarle los afectos. Y nos quedamos con ella, porque su aspecto nos recuerda al de nuestro JIBO.

Un diseño de Cynthia Breazeal, creado para ser compañía, con partes móviles gracias a su motor de 3 ejes, pero sin una movilidad física. Con pantalla táctil HD LCD que si relacionamos con su fisonomía, se corresponderían con la cara, un exterior de plástico ABS blanco, y un cuerpo de aluminio.

Su nivel de inteligencia le permite recordar tareas pendientes, o ayudar en la cocina,  mientras que sus dos cámaras de alta resolución le proporcionan la posibilidad de sacar fotos o grabar vídeo de forma independiente, o incluso reconocer caras, y de ahí que su trato pueda ser más personalizado, como para por ejemplo leer los mensajes a las personas correctas.

Responde a comandos a través de un sistema de reconocimiento de voz, que con el tiempo harán que Jibo consiga adaptarse a tus preferencias.

Se puede conectar a la red WiFi de la casa y también a tus dispositivos móviles o a tus ordenadores. Con almacenamiento de datos en la nube para así tener que evitar el hacer constantes copias de seguridad.

No viene con batería, aunque se puede adquirir una que sólo tiene 30 minutos de autonomía  así que la conexión a la corriente es absolutamente necesaria.

Sus funciones son diversas y los usuarios todos, porque desde contar un cuento a recomendarte formas de hacer un pastel, JIBO es más que compañía, compañero con aspiraciones de ser uno más de la familia.

Si te gusta ésto, dilo: