Un culo perfecto en 15 claves.
  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Miguel de Santos 22 de julio de 2015
Un culo perfecto en 15 claves.
ver la galería »

Sin ponerse como modelos a Kim Kardashian, Beyoncé, Sofía Vergara, en cuyos traseros sin duda la genética tiene mucho que decir, está claro que cualquier mujer puede hacer mucho por mantener los glúteos firmes y en su sitio.

Cuidados a diario:

1. Comer bien
Alimentarse de forma adecuada influye en nuestra salud y directamente en nuestro aspecto. Las verduras y la frutas, ricas en antioxidantes proporcionan las nutrientes necesarios para que la piel se vea saludable, lisa y tonificada. Importante no olvidarse de las proteínas, para que el músculo pueda crecer.

2. Beber mucho
Beber es un requisito imprescindible para la salud y para mantener el cuerpo hidratado. El agua es vida, por lo que se recomienda beber de un litro y medio a dos litros cada día, y especialmente. durante lo meses de verano.

3. Ejercicio, imprescindible y constante
Una vida sin ejercicio es una vida peor y más triste. Porque está demostrado que el ejercicio mejora nuestra salud y nos hace sonreír más. Además, en el caso que nos ocupa, el ejercicio constante da forma al glúteo, lo tonifica y lo endurece, también ayuda a que el organismo se sienta bien. Hay muchos ejercicios específicos que logran aumentar el volumen del músculo y eliminar la flacidez de la piel. En los puntos 6, 7 y 8, más abajo, te decimos cómo hacerlos.

Tratamientos específicos de la zona:

4. Cuidados intensivos
Frente al rostro, al que se dedican muchas horas y esfuerzo, el cuerpo suele ser el gran olvidado en la rutina de belleza diaria. Exfoliar la piel la piel del trasero y mantenerlo bien hidratado con productos astringentes, incluso aplicando una mascarilla de vez en cuando, mejora mucho la piel de la zona y la libra de sequedades. Además, la cosmética ha desarrollado cremas y tratamientos que mejoran mucho la piel de naranja tan común en la zona a partir de cierta edad.

5. Tratamientos de instituto
En caso de que decidas acudir a un centro estético especializado que te ayude a mantener el culo en su sitio, pide que estudien tu caso para decidir el tratamiento más adecuado: radiofrecuencia, drenaje linfático… etc. Los expertos tienen la palabra. Eso sí, evita caer en la tentación de rellenar un glúteo con productos (biopolímeros, colágeno o sustancias permanentes) que prometen dar más volumen… Con el tiempo, y está demostrado, aparecen granulomas, infecciones, vasculitis (manchas) y malformación del músculo.

Ejercicios específicos:

6. Sentadillas: De pie, agáchate como si fueras a sentarte, hasta que las piernas queden paralelas al suelo. Mantente en esa posición unos segundos y vuelve a erguirte. Repite este ejercicio cinco veces.

7. Estocadas: De pie y con el cuerpo erguido, levanta una pierna hacia el lateral, separándola de la otra, mantente en la postura unos segundos y vuelve a la posición inicial. Repite el ejercicio cinco veces para cada lado. Repite el ejercicio echando la pierna hacia atrás y hacia delante.

8. Tabla lateral: Tumbada de lado en el suelo, con ambas piernas estiradas y apoyada en el codo, levanta una pierna lo más alto que puedas. Repite el ejercicio cinco veces y hazlo con la pierna contraria.

9. Ejercicios aeróbicos. Bicicleta, subir escaleras, correr a trato suavem, caminar a paso de marcha, el montañismo… son muchos los ejercicios aeróbicos que practicados de forma constante mejoran la dureza de las nalgas y el trasero. La constancia es la mejor aliada.

10. Estiramientos. Estirar forma debe formar parte imprescindible de la rutina antes y después de hacer ejercicio. En la página web Estiramientos.es tienes ejercicios específicos para la zona de los glúteos.

Si te gusta ésto, dilo:

Comentarios Cerrados.