El cuero es la esencia

Bottega Veneta lanza su primera fragancia masculina, con el adn de la marca italiana encerrado en un frasco. Genética manda.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Miguel de Santos
El cuero es la esencia
ver la galería »

El lujo bien entendido. Si hay una marca que ha sabido interpretar el cuero y llevarlo a extremos exquisitos, esa en Bottega Veneta. Desde 1966, sus artesanos han confeccionado a mano verdaderas obras de arte que se han materializado, entre otros complementos,  en bolsos y zapatos de primerísima calidad, que hoy son objeto de deseo de los amantes del lujo que importa, el que va más allá de la ostentación y la logomanía.

Con el sello Tomas Maier. Uno de los proyectos pendientes del diseñador que está al frente de la casa italiana, el alemán Tomas Maier, era precisamente la creación de una fragancia masculina. Su visión creativa está en el origen del proyecto: un viaje al norte del Véneto, en las Dolomitas, con un decorado de praderas, cabañas de madera, cojines de cuero, interiores simples y ambiente sensual.

Esencialmente masculina. Creada por los maestros perfumistas Daniela Andrier y Antoine Maisondieu, la estructura de la fragancia es única. El resultado que resulta imperecedero, y en cierta medida intrigrante, se consigue con notas de ládano andaluz, bálsamo de abeto y bergamota, combinados con un sensual acorde de cuero, que deja el sello inconfundible de la casa. Completan la estela elegante, el pino de Siberia, el enebro de los Balcanes, la salvia sclarea, el pimiento de Jamaica y el pachulí de Indonesia.

Inspiración veneciana. El frasco es cien por cien Bottega Veneta, con esa base facetada de textura delicadamente trenzada. Inspirado en la tradición cristalera de Venecia, se le ha dado un ligero tono ahumado, en clara referencia al metal de las hebillas de los cinturones.

Si te gusta ésto, dilo: