¿Es Jon Kortajarena el hombre ideal?

Lo es para la casa francesa Guerlain, que lo elige como imagen de su nuevo perfume L’Homme Ideal.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Miguel de Santos
¿Es Jon Kortajarena el hombre ideal?
ver la galería »

Una espera de seis años. Todo este tiempo ha tenido que pasar para que los amantes de las fragancias masculinas de Guerlain tuvieran su recompensa. Y L’Homme Ideal llega para dar que hablar a propios y extraños con el insólito nombre de su fragancia. En clave de humor e ironía, la casa francesa se pone el mundo por montera y se atreve a poner olor al hombre perfecto. ¿Porque cómo huele el hombre ideal?

Una fragancia joven y atrevida. Se trata de un perfume fresco amaderado, creación de Thierry Wasser, primer perfumista de la casa que no lleva el apellido Guerlain; un nariz en contacto con la tierra, con alma de artesano, sin una pizca de ostentación; con una fuerte personalidad, que combina con su increíble capacidad olfativa. Con un inicio fresco y chispeante, gracias al azahar y al romero, L’Homme Ideal  evoluciona con intensidad hasta encontrarse con la almendra (es la primera vez que la almendra forma parte de la composición olfativa de una fragancia masculina) y el haba tonka. La potencia llega de la mano de la madera de cedro y el vetiver. Es intenso y brillante, como brillante resulta el frasco masculino, lujoso, intemporal, tallado y elegante, con cierto guiño al mundo de la relojería, que lleva implícito, también, un discreto homenaje a Habit Rouge.

Una campaña muy original. Rodado por el realizador francés Michel Gondry el anuncio es moderno e ingenioso. Un pequeño film en el que rompe los códigos al presentar a un hombre moderno con humor, alejado de los clásicos seductores presentados por casi todas las marcas. Un hombre joven y dinámico, en un escenario musical, que transmite una imagen sofisticada, divertida y alegre… Y ese hombre lo encarna el modelo y actor español Jon Kortajarena, un hombre objetivamente atractivo que se acerca bastante a la idea de L’Homme Ideal.

Si te gusta ésto, dilo: