Décalogo de la melena perfecta

10 consejos por la presidenta de Leonor Greyl, una marca de cuidado capilar que deberías conocer.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Décalogo de la melena perfecta
ver la galería »

Leonor Greyl es la historia de un encuentro. Leonor, entusiasta de la estética y de la salud capilar, y Jean-Marie, ingeniero y amante de la botánica. La historia de un encuentro y también de un deseo, el de crear una línea de cuidado del cabello de origen natural, en años en los que la palabra “bio” no andaba aún en boca de nadie. Hoy, 45 años después y bajo el impulso de la segunda generación, Leonor Greyl está presente en peluquerías, almacenes y perfumerías de más de 40 países de todo el mundo.

Caroline Greyl capitanea ahora el barco y nos descubre un decálogo capilar para poder lucir una melena perfecta:

1. Cepilla el cabello siempre en seco. Y antes del lavado. Esto garantiza un desenredo seguro y sin rotura, ya que el cabello húmedo es más débil.

2. Limpia peines y cepillos con regularidad. La suciedad que se acumula en ellos daña el cabello y le resta brillo.

3. Elige el champú según el cuero cabelludo. No te guíes por tu tipo de pelo, sino por la necesidad del cuero cabelludo. Además, ten muy en cuenta que los champús que producen más espuma no solo no son mejores, sino que además suelen ser más agresivos.

4. Lava solo las raíces. No es necesario aplicar champú ni frotar el resto de la melena: con el champú que cae sobre medios y puntas desde la raíz es más que suficiente.

5. Si lavas tu pelo con frecuencia, no reapliques el champú. Si te gusta lavarte el pelo a diario o cada dos días, haz una sola aplicación de champú y aclara a fondo. ¡No necesitas más!

6. El aceite capilar, un básico. Aplica el aceite L’Huile de Leonor Greyl en medios y puntas antes de lavar el cabello. Desenreda el cabello y lo nutre y mima en profundidad desde dentro, potenciando su brillo.

7. El lavado debe durar tres minutos, ¡como poco! En ese tiempo aplica el champú, masajea el cuero cabelludo para favorecer la circulación, y añade agua poco a poco para emulsionar el productos mientras sigues masajeando. Realiza estos gestos durante tres minutos para beneficiarte de todas las propiedades del producto y asegurarte que raíces y cuero cabelludo quedan realmente limpios.

8. Aplica la mascarilla según tu tipo de pelo: seco, rizado, fino… Y ¡nunca! la apliques sobre la raíz, o perderás volumen. Tampoco la dejes más tiempo del recomendado ya que el cabello tenderá a secarse.

9. Adapta tu ritual capilar en función de dónde estés. El clima y el tipo de agua afectan ¡y mucho! a tu cabello y su estado.

10. Protege el cabello. Nunca lo seques sin haber aplicado antes un protector termal sin aclarado en medios y puntas.

Si te gusta ésto, dilo: