7 aceites de los pies a la cabeza.

Pelo, uñas, piel… conoce los beneficios de los aceites de belleza.

  • mail
  • facebook
  • Tweet
  • g+ 1
  • pinit
Miguel de Santos

Por los siglos de los siglos. Aunque parezca una moda reciente, el uso cosmético del aceite se remonta a la Antigüedad, en concreto a  4.000 años antes de Cristo. Curar cicatrices, protocolos de belleza en piel y cabello, ceremonias religiosas… su uso era habitual entre las clases altas. Desde hace siglos, en India, las mujeres jóvenes se aplican aceite de neem para combatir el acné; en Japón, en cambio, usan aceites para prevenir arrugas y líneas de expresión.

Vegetales, esenciales y minerales en función de su forma de extracción. Los llamados vegetales (procedentes de frutos secos, semillas y frutos) son líquidos grasos extraídos de una primera presión en frío. Los aceites minerales nacen de un proceso consistente en refinar el petroleo, y son muy valorados por su capacidad para retener la humedad sobre la piel y evitar que se evapore. Los aceite esenciales proceden de un proceso de destilación, ejercida sobre semillas, hojas, flores de árboles y plantas.

Gran poder hidratante. Poco a poco, y desde hace unos años, los aceites se han hecho un hueco en la rutina diaria de belleza de la mujer. El primero en llegar al neceser femenino fue el aceite hidratante corporal, que durante décadas ha gozado de prestigio por su gran capacidad humectante que permite hidratada la piel del cuerpo, incluso en las zonas más resecas, como codos, rodillas y pies.

Ahora, de moda. Para el pelo, el cuerpo, los pies, las uñas… hoy hay un aceite para cada necesidad. Los expertos recomiendan los aceites vegetales por su alto porcentajes en  ácidos grasos esenciales. Además, este tipo de aceites, aporta vitaminas y principios activos muy recomendables para el cuidado de la piel y el cabello. ¿Cuáles son los beneficios? Nutrir, revitalizar y potenciar la hidratación, al crea una capa impermeable que, además de proteger la piel, al retener la humedad mientras permiten la transpiración.

Si te gusta ésto, dilo: